Tu corazón manda

Foto. Fernanda Duarte, Fireworks Vancouver 2019

Algunas de las personas con las que platico que quieren hacer un cambio en su vida, empiezan con mucho ánimo y al paso del tiempo sea explosión de emoción termina por dejar todo como estaba.

Entiendo bien el sentimiento porque yo soy así, me emocion con algo, lo quiero, hago un plan, sin embargo cuando veo que pasa el tiempo, el desanimo me ataca y regreso a estar donde estaba.

La pregunta es como hago para mantener el amigo constante, hasta hoy no hay receta o medicina que lo haga más que la autodeterminación o la fuerza de voluntad. De qué tamaño es tu corazón.

Algo que you hago para apoyar mis metas es que las escribo en mi cuaderno de metas, las leo al menos una vez a la semana. Cuando quiero algo que se suceda lo leo todos los días, me pongo un recordatorio en mi teléfono para hacer que las vibraciones de mis pensamientos se coordinen con lo que quiero.

Cuando corrí mi primer maraton tenía un poster de Nueva York en mi casa que veía constantemente, compre libros de corredores, compre libros de mapas de Nueva York para saber más de la ciudad. Todo giraba en torno a eso. Ahora estoy trabajando en mi “visual board” mi pizarrón de imagenes para manisfestar lo que quiero, la magia es verlo todos los días, vivirlo todos los días.

Ahora estoy visualizando incrementar mis ingresos un 50% más que el año pasado, pienso en qué es lo que hago con el dinero nuevo que llega, cuáles son las actividades que realizo con mis nuevos ingresos y como disfruto ganar más dinero. El dinero es una de esas energías que hay que dirigir para que se manifieste.

Así que el tamaño de tus deseos es proporcional al tamaño de amor por tener lo que por derecho es tuyo. Solo hay que tomar la decisión e ir por ello.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *